Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, lunes 11 de octubre, 2004  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Economía > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
ANALISIS / Parte de los egresos van al servicio de deuda y planes especiales
Gasto público ha crecido 53%

El Seniat ya aportó el monto previsto en el presupuesto, 16 billones
(Foto Archivo)
Artículos relacionados
Las erogaciones durante siete meses fueron 32 billones de bolívares

MAYELA ARMAS H.

EL UNIVERSAL

La revolución tiene un fuerte peso para el fisco y cuando se acompaña de eventos electorales más. Ello explica que el gasto en siete meses haya crecido 53% en términos reales. Las últimas cifras disponibles del Banco Central de Venezuela (BCV) sobre los ingresos y los egresos del Gobierno, indican que en el período de enero a julio el gasto ordinario fue 26 billones de bolívares, cuando en el mismo lapso de 2003 estuvo en 13,6 billones de bolívares. En términos nominales el repunte fue 89%, pero al ajustarse por inflación el crecimiento es más de 50%.

Si se suman las amortizaciones de deuda se tiene que el gasto total fue 32 billones.

Ese comportamiento demuestra que la ejecución del presupuesto al cierre de julio fue 61,5%. En años anteriores al término del séptimo mes se desembolsaba entre 40 y 45% de la asignación. La razón del alto nivel de compromiso se debió que en el primer trimestre el Ejecutivo decidió acelerar gasto y por lo general los tres primeros meses del año suelen ser lentos en ejecución. El informe mensual del Banco Mercantil destaca que ese mayor gasto se ha visto favorecido por una mejora en la recaudación de la regalía petrolera, los mayores ingresos tributarios, el traspaso de utilidades del Banco Central de Venezuela, el impuesto al débito bancario, el significativo endeudamiento interno y el programa de refinanciamiento de la deuda interna que no sólo mejoró el perfil de vencimiento de los papeles, sino que permitió liberar recursos hacia otros gastos presupuestarios.

A ello se suma el gasto cuasifiscal financiado por Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que abarca los tres fideicomisos en la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP) y el fondo especial de desarrollo endógeno.

Al contabilizarse los ingresos se tiene que Pdvsa en julio había entregado 10,5 billones de bolívares, pero al cierre de septiembre la contribución terminó en alrededor de 13 billones de bolívares. La industria ya entregó las regalías en el impuesto sobre la renta previstos en el presupuesto, quedando pendiente los dividendos por 2,5 billones.

Por su parte, el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) en el séptimo mes del año había entregado 11 billones de bolívares, pero ya septiembre cumplió la meta de 2004 y el aporte fue 16 billones.

Orientación

Parte de la ejecución del gasto se ha destinado a cubrir el servicio de deuda interna y externa, pues esas obligaciones tienen un peso dentro del presupuesto de 26,9%.

Y aunque se efectuaron operaciones de refinanciamiento, los pagos representaron una fuerte carga. Pero además del servicio, parte del gasto se destinó a los planes especiales que ha lanzado el Gobierno.

Desde mediados del pasado año la administración de Hugo Chávez creó las misiones y durante el 2004 se incrementaron ante la campaña electoral. Esos compromisos obligaron a realizar más erogaciones dado que la mayoría de los planes contemplan becas de 100 dólares (192.000 bolívares).

Esas erogaciones explican que la partida Programa Social Especial diseñada para las misiones en el Ministerio de Finanzas por un monto de 750 millardos de bolívares, ya se haya ejecutado totalmente y ahora los nuevos pagos se cubrirán con el impuesto al débito bancario y los fideicomisos que tiene Pdvsa.

Pero el gasto también se enfocó a afianzar la política del "desarrollo endógeno". Los programas destinados a incentivar al sector agrícola y al sector productivo han motivado mayores desembolsos. De hecho la participación de esos planes en el presupuesto total es de 6,2%, cuando el sector salud representa 5,5%. Esto demuestra que las prioridades del Ejecutivo son otras.

Por lo general en los diseños de los presupuestos se subestima el gasto y se sobreestiman los ingresos, por ello hubo aspectos que no han cubierto totalmente como es el caso del aumento de los empleados de la Administración Pública.

Cuando se aprobó el contrato marco de los empleados públicos en 2003 los recursos para atenderlo se incluirían en la asignación de 2004, pero los montos fueron insuficientes. Fuentes oficiales señalan que justamente en este período la mayor ejecución se observó en las partidas de sueldos y salarios, pero lo programado no alcanzó y ahora se recurren a otros ingresos.

Situación similar se registró con el contrato de los obreros públicos y con el incremento del salario mínimo.

En el presupuesto se contempló un aumento de 10%, pero al final el primer mandatario decidió que fuera 30% fraccionado, esto obligó a buscar más recursos. Durante los primeros dos meses el ajuste se atendió con fondos ordinarios, luego se han cubierto con recursos extraordinarios.

Repunte

Aunque los ingresos ordinarios se han incrementado, el Gobierno necesita utilizar todas la fuentes de recursos disponibles para su planes, y por ello todos los fondos adicionales también se están usando.

El fisco cuenta con utilidades cambiarias extras por 900 millardos de bolívares, impuesto al débito bancario por 1,1 billones de bolívares e impuesto sobre la renta petrolero por más de 1,2 billones.

Esos fondos extraordinarios han elevado el presupuesto en 2,2 billones de bolívares.

La asignación se contempló en 49,9 billones de bolívares, pero las cifras de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) al 20 de agosto indican que el gasto está en 52,1 billones de bolívares.

En ocho meses la Asamblea Nacional autorizó 4,1 billones de bolívares en créditos adicionales y el incremento del gasto no es mayor, debido a que el Ministerio de Finanzas ha declarado insubsistencias (partidas sin utilizar) por 2 billones de bolívares. En septiembre el Parlamento siguió aprobando operaciones por un monto superior a los 700 millardos de bolívares, de manera que los créditos se encuentran en 4,8 billones.

Las operaciones no sólo han estado respaldadas por el IDB, las utilidades cambiarias y el impuesto sobre la renta petrolero, sino también por las emisiones de deuda y los recursos por las concesiones de la Plataforma Deltana.

El reporte mensual de la institución financiera indica que para los últimos meses del año se prevé que los créditos adicionales serán mayores, dada la disponibilidad de nuevos recursos. Fuentes oficiales apuntan que ya se preparan nuevas operaciones para terminar de cubrir la convención colectiva del personal docente y atender las escalas salariales de los empleados públicos.



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007