Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 26 de septiembre, 2004  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Nacional y Política > Expediente
 EXPEDIENTE  ver más expedientes 
   
El clan Tascón Luis y sus tres hermanos hacen de las suyas en el estado Táchira, amparados por la revolución. Todos se mueven en cargos públicos

GUSTAVO AZOCAR ALCALA

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

San Cristóbal. Son cuatro hermanos: Luis, Francisco, Ricardo y Blanca. Uno es diputado en la Asamblea Nacional. Otro es médico asimilado al Ejército. La mujer fue, hasta hace un par de meses, presidenta de la empresa Desarrollos Uribante Caparo C.A., Desurca, filial de Cadafe. Y otro es concejal y aspirante a la Alcaldía del Municipio Capacho Independencia en el Estado Táchira. Los cuatro forman lo que algunos llaman un "clan", que mueve gran parte de los hilos del poder en la región tachirense.

El Clan Tascón, como se conoce en los sectores políticos del Táchira, controla gran parte de la estructura gubernamental de la región. Junto al Clan Varela, dominado por la denominada "Comandante Fosforito", forman una yunta implacable, desde la cual se tejen muchos de los hilos que mueven el poder en esta parte del país.

Quienes militan en el MVR, saben muy bien que una recomendación o una tarjeta de los hermanos Tascón tiene un peso importante a la hora de acceder a un puesto clave. El poder acumulado por los Tascón, ha comenzado a crear fisuras, incluso en el propio seno de la organización, donde ya se sienten los enfrentamientos y las pugnas entre algunos dirigentes pertenecientes a las filas del chavismo.

Dirigentes oficialistas admiten que hay una suerte de guerra fría entre lo que pudiera llamarse el tasconismo y el ronaldismo. Las relaciones entre los Tascón y el gobernador tachirense Ronald Blanco La Cruz no son del todo buenas. Luis Tascón ha reclamado internamente los desprecios del gobernador hacia el MVR, a pesar de que éste es el partido con más fuerza dentro del chavismo.

El gobernador Ronald Blanco La Cruz, por su parte, ha golpeado al tasconismo donde más le duele: impidiéndole tomar el control del partido y torpedeando las aspiraciones políticas de algunos miembros del clan.

Luis, el diputado
El miembro del clan que mayor proyección tiene, tanto a nivel regional como nacional, es Luis Tascón, diputado a la Asamblea Nacional, quien, sin duda, ha cobrado un rol protagónico en el proceso revolucionario que lidera el presidente Hugo Chávez. Gracias a la página web de este parlamentario, el oficialismo sabe, por ejemplo, a quien darle trabajo y a quien no, por cuanto allí está la base de datos de todos los que participaron en El Firmazo, El Reafirmazo y hasta en el referendo revocatorio presidencial del pasado 15 de agosto.

Luis Tascón llegó a la AN luego de haber sido un modesto ingeniero eléctrico, cuya mayor experiencia gerencial y política era la de haber sido accionista y presidente de la empresa Señales Venezolanas, C.A., la cual llegó a contratar obras con la Alcaldía de San Cristóbal, cuando el alcalde era, nada más y nada menos que, Sergio Omar "El Cura" Calderón, el principal enemigo político del oficialismo en el Estado Táchira.

"Tascón recibió un contrato para montar unos semáforos en una esquina de la ciudad cuando yo estaba al frente de la alcaldía", dijo el propio Sergio Omar Calderón. "No recuerdo por cuánto era el contrato, pero sé que era por unos millones. Ahora lo grave no es eso, porque un contrato se le da a cualquiera. Lo grave es que él no terminó de hacer los trabajos y tuvimos que pararle el contrato. Creo que la Contraloría lo multó o lo sancionó. Los trabajos nunca se terminaron y él se quedó con una parte de la plata".

El propio Tascón confirmó que, ciertamente, él sí contrató con la alcaldía sancristobalense en los tiempos de Calderón, pero rechazó las acusaciones en torno a que no hubiese terminado su trabajo: "Yo sí contraté con esa alcaldía y creo que eso no es ningún delito. Nadie puede acusarme por eso. Ahora bien, los trabajos no se terminaron porque no me pagaron completo. Me quedaron debiendo plata y eso se puede comprobar perfectamente".

Lo que Tascón nunca explicó suficientemente es cómo fue posible que un diputado de la Quinta República contratara obras con un alcalde de la cuarta.

Francisco, el médico
Francisco Tascón, hermano de Luis, es médico de profesión, y desde hace algunos años se asimiló al Ejército. Actualmente trabaja, paralelamente, en el Hospital de los Seguros Sociales Patrocinio Peñuela Ruiz, y también en el Hospital Militar. Tiene dos cargos públicos. Nadie sabe cómo hace para distribuir su tiempo, pero en los dos centros hospitalarios tiene funciones de índole más administrativa que curativa.

En el hospital del IVSS muy pocos quieren hablar del doctor Tascón. El médico no atiende a periodistas, mucho menos si trabajan para medios de comunicación que, de acuerdo con su opinión, no están alineados con "el proceso". En el Hospital Militar, la cosa es, incluso, más difícil, porque allí nadie puede entrar sin la orden del doctor Tascón.

Uno de los galenos, que accede a conversar siempre y cuando se mantenga su nombre en reserva, dice que "el tipo ha impuesto un régimen cuasi militar en el Seguro Social. Tiene prohibidas las reuniones entre médicos y enfermeras. Mantiene a un equipo de vigilancia que le cuenta todo lo que pasa, y hasta a los pacientes, los tiene inventariados para ver quién firmó y quien no firmó. Es una cosa horrible".

En el Hospital Militar, el asunto es peor: los civiles no pueden hablar con los militares. Están prohibidas las reuniones de más de tres personas. Nadie puede hablar con nadie. A los civiles los tienen amenazados, les pagan mal, no les dan los cestatiques y no los dejan entrar a menos que tengan guardia.

"La situación en el Hospital Militar es verdaderamente insoportable. No hay medicinas suficientes, y las pocas que hay las dejan para cuando llegan oficiales de alta graduación. A los guardias y a los soldados no los atienden como se merecen. La comida es pésima. Y lo peor de todo es el ambiente de trabajo: hay guardias por todos lados, pendientes de qué habla uno y qué dice el otro. Hay zonas que están restringidas para algunas personas y para otras no. No te puedes desplazar por todo el hospital, aunque pertenezcas al personal profesional, sino única y exclusivamente en las áreas que te han sido asignadas. No puedes sostener conversaciones con más de dos personas al mismo tiempo, y cuando termina tu horario de trabajo, te piden que te vayas a tu casa de una vez".

Ricardo, el concejal
Ricardo Tascón es concejal en Capacho Independencia. Desde hace más de un año viene realizando denuncias contra el alcalde de ese municipio, Luis Mendoza, a quien acusa de corrupción y malos manejos administrativos. "Mendoza es un pillo, un hombre que ha traicionado los principios y los valores de la revolución. Yo estoy de acuerdo con la revolución, pero nunca podré estar de acuerdo con la corrupción. El alcalde de Capacho Independencia es un corrupto y eso lo sabe todo el mundo".

Ricardo Tascón fue víctima de la democracia participativa y protagónica que tanto pregona la revolución. Postuló su nombre como aspirante a la Alcaldía de Independencia y fue a un conteo con Mendoza. Tascón recibió el apoyo de la dirección regional del MVR, la cual lo postuló como su abanderado, pero faltando dos horas para concluir el proceso de postulaciones, llegó una carta desde Caracas, con la firma de William Lara, dejando sin efecto la postulación de Tascón y ordenando que se postulara a Mendoza.

Tascón denunció al gobernador Ronald Blanco La Cruz de interferir a favor de Luis Mendoza. Al parecer, Blanco objetó y protestó la postulación de Tascón a la alcaldía, lo cual hace suponer que entre los hermanos Tascón y el primer mandatario tachirense las cosas no están del todo bien. La dirección nacional del MVR anunció sanciones contra Ricardo Tascón, que incluían su expulsión definitiva del partido, pero la intervención del hermano diputado aplacó un poco las cosas.

Ricardo fundó su propio movimiento, Revolución Tachirense, RETA, recogió sus firmas y se postuló al margen del MVR, lo cual le valió su exclusión, que no expulsión, de las filas del chavismo. El hermano menor de los Tascón también ha hecho denuncias contra el gobierno regional, contra la Misión Identidad y contra varios dirigentes regionales a quienes acusa de utilizar la revolución para su provecho personal.

Blanca, la electricista
Blanca Tascón ejerció la presidencia de Desurca, filial de Cadafe, durante poco más de dos años. Voceros del oficialismo dijeron que fue llevada a ese cargo, más que por sus conocimientos, por la influencia de su hermano el diputado, quien fue miembro de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional.

Su gestión fue puesta a prueba por la propia Contraloría Interna de Desurca, y en el examen, parece no haber salido muy bien parada. El ex coordinador regional del MVR en Táchira, Eurípides Ribullén, pidió una vez que se investigara la gestión de Blanca Tascón y mencionó especialmente un contrato milmillonario, del que, supuestamente, habrían quedado jugosas comisiones.

Ribullén dijo, en aquella oportunidad, que las sospechas sobre los manejos administrativos en Desurca habían llegado hasta las máximas instancias del gobierno en Caracas y de hecho, citó una nota publicada en el semanario a Razón, en la que se hablaba de las comisiones gigantescas, recibidas por un diputado de la Asamblea Nacional, a quien apodaban "el electricista".



Ver también:
- Del CNE
- Del fiscal general
- Las cuentas de la hermana
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004