Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 26 de septiembre, 2004  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Nacional y Política > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
ANALISIS // El dilema de los comicios de octubre
¿Hacia los fraudes-trampas regionales?

Artículos relacionados
Argelia Ríos y Agustín Blanco Muñoz disertan sobre el futuro de las elecciones regionales. Ríos cree que si las palabras no se las lleva el viento, la abstención se impondrá como "política" y el chavismo aplicará su "tierra arrasada". Por su parte, Blanco Muñoz advierte que el problema no reside en la discusión entre participar o abstenerse.

Agustín Blanco Muñoz

¿Habrá elecciones regionales y locales? ¿En los mismos términos en que hubo lo que denominamos la Burla Revocatoria Presidencial? ¿Estamos ante Santa Inés-Trampa II? La oposición (Coordinadora Democrática) insiste en que el oficialismo montó el fraude más grande de la historia venezolana. Al principio protestó. Luego bajó la presión y el protagonismo lo asume la campaña electoral. Indispensable, sin embargo, inquirir por el significado  del 15 de agosto de 2204.

Mantenemos, a nivel de hipótesis, que este es un momento culminante en la liquidación histórica de lo que se conoce como oposición y de la fase 'democrática' de la llamada 'revolución bolivariana'.

La legitimación democrática de este régimen, en medio de su inclinación autoritaria, dictatorial y fascista, quedó cuestionada con el resultado del fraude 15A. Y este es el punto de partida de quienes se sienten obligados a abrazar, como fórmulas de salvación política, la mentira-fraude-trampa y  el más descarado populismo, sustentado en los grandes ingresos petroleros.
 Por un lado está la oposición de la negociación y  la complicidad. Por otro, un gobierno decidido a cualquier transacción sin que medie ningún escrúpulo. Es la creciente descomposición, propia de nuestra política, que permite hoy el espectáculo de un fraude sin fraude. El oficialismo pasó de tres y medio a seis millones de votos después de seis años de gestión. Lejos del natural desgaste, el gobierno 'revolucionario' sube 60%. Caso único en Latinoamérica y buena parte del mundo. Muchos resumen el fraude así: ¡Se le pasó la mano al oficialismo!
¿Y cómo pudo avanzar el oficialismo de manera tan expedita por los caminos del fraude? Sin duda que con el apoyo tácito o expreso-negociado de una parte importante de la oposición. Desde un inicio se dijo que AD no tenía interés en el Referendo Revocatorio Presidencial: su objetivo eran las regionales. Era más fácil enfrentar a un Chávez ganador por poco margen que a un gobierno de Mendoza. Sin embargo, el triunfo del 'jefe único', aplastante e inesperado por muchos, desbarata y deja al descubierto el plan adeco.
El 15A, cerca de las 2 pm, el presidente del Consejo Nacional Electoral denuncia una grabación que imita su voz haciendo un supuesto anuncio de que el Referendo Revocatorio Presidencial (RRP) había sido desfavorable a su jefe. Y suelta esta expresión: esa grabación tiene la intención de  desvirtuar la voluntad popular. Anuncia así al país lo que sería el resultado final. Pero quienes sostenían que el triunfo de la oposición como la derrota de Chávez estaban blindados, no podían perder tiempo en el análisis de cuestiones secundarias. Las encuestas a pie de máquina hablaban claramente de un triunfo 7 a 3 y bien temprano comenzó la celebración.
Días antes, el coordinador de la CD le anunció al país que el 15A, a las 2 pm, daría los resultados del Referendo Revocatorio. El oficialismo y el CNE protestaron y Mendoza no dio las cifras ni siquiera cuando, pasada la media noche, se conocía el primer boletín que se haría público a las 4 p.m. Miembros de la CD se reunieron con los altos poderes, obtuvieron la información y desaparecieron o decidieron guardar silencio. Sobre las 5 pm habla la CD: Ramos Allup pide un día para presentar las pruebas del fraude.
Ocho días después se aparece y señala que su partido no dará forfeit en las elecciones regionales. Esta conducta expresa la posible vinculación de AD con el fraude. La intención es adecamente clara: llevar la gente a las regionales y olvidarse del fracaso sufrido. Pero ocurre lo inesperado: la reacción del colectivo social es contraria a participar en la fase II de la burla-trampa de Santa Inés. Esto preocupa porque no sólo  le derrumbaría el plan anti RRP, concertado para el 15A, de manera implícita o expresa con el oficialismo, sino que le dejaría sin poderes para subsistir. En general no hay ningún componente de la CD que pueda eludir la liquidación histórica, porque todos actúan al margen de las condiciones prevalecientes en este tiempo.
¿Cómo quedan entonces en este marco las elecciones regionales?  Para la casi totalidad de los políticos y analistas lo más importante es fijar posición. No advierten que estamos ante el mismo caso del RRP. Ahora se dice que se pondrá condiciones para asistir, porque no hacerlo significaría cederle los espacios al oficialismo. No hay entonces ninguna separación-ruptura con  el oficialismo: prevalece la negociación.
Pero el descontento-desprecio del colectivo social crece mientras la Coordinadora Democrática se despedaza. Ledezma y Velásquez encabezan  un grupo que propone la abstención activa. Temen un nuevo fraude. Los gobernadores también se alzan y predomina la posición de Lappi de dejar a un lado la dirigencia de la CD. La solicitud es la misma: elecciones limpias. Se mantiene que esto se logrará con presión de calle y vigilancia extrema. Como dijo recientemente un analista: votar, quedarse y contar. A esta hora todo apunta hacia la continuación del fraude. Esta maquinaria tiene mucho tiempo montada y está dirigida por poderes que manejan el área.
El problema no reside, entonces, en participar o abstenerse. Es inevitable trascender este círculo de corrupción, trampa-fraude y manipulación para crear una instancia diferente. Las políticas abstencionistas terminan convalidando el aparato electoral. Son un mal necesario al cual se ha acostumbrado el régimen.
Lo importante es crear conciencia de que  la política hoy y aquí la promueve y ejerce una minoría que se convierte en aplastante ante la ausencia de participación del colectivo social que sobrepasa 80%. ¿Y qué ocurrirá después del 31 de  octubre cuando la inmensa mayoría de poderes regionales estén en manos de la 'revolución'? Será entonces cuando se advierta el peso del control vigente que garantiza la estabilidad de los grandes poderes nacionales e internacionales. Venimos del modelo autoritario-gomecista, tutelado y aprovechado por EEUU, que crea y disfruta el democrático. ¿Es el bolivariano un modelo aparte y enfrentado al tutelaje norteamericano?
Esta revolución y sus expresiones, como el RRP y las regionales, tienen el sello made in EEUU y aquí no hay poderes opositores que puedan impedir esta determinación. Por ello sostenemos que el 31 de octubre se inicia el período de los máximos poderes y los grandes enfrentamientos,  a lo externo e interno, que terminará por horadar la legitimidad de esta revolución. No es la hora de las ER sino de una profunda y trascendente convulsión. Es inevitable prepararse para lo peor.
abm333@cantv.net



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007