Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, martes 06 de julio, 2004  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Opinión > Noticias
Hoy Esta Semana Nuestras Firmas
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
OPINION / Hoy martes
Roberto Giusti3 // Roberto Giusti / Serpiente y paloma

Ayer, la fecha conmemorativa de la Independencia nacional se caracterizó por ser un día histriónico. Primero fue la sesión solemne de la Asamblea Nacional Legislativa, donde la ausencia de la oposición puso de relieve el aislamiento de un régimen que ahora lucha por convertirse en abanderado de la unidad nacional. Una omisión que si no estuviéramos en campaña electoral habría pasado inadvertida pues así ha ocurrido desde que Hugo Chávez llegó a la Presidencia.

Lo otro tampoco tendría que escandalizar al menos avisado de los televidentes porque ya es costumbre que los oradores de orden conviertan la oportunidad en ejercicio de adulación, generalmente muy poco sutil, por si acaso el centro del elogio no llega a darse por enterado. Pero la patriótica blandicia con la cual Jorge Valero halagó la vanidad del siempre alabado, superó todas las cuotas y si el embajador ante la OEA considera que el de Chávez es el "gobierno más democrático de la Historia" venezolana, la suya constituye no sólo la más grande jalada de bolas sino la más embustera afirmación de la ídem.

Pero más allá de la anécdota el embajador Valero hizo un muy meritorio esfuerzo por ajustarse al patrón electoral impuesto por el Presidente de transmitir una imagen de inclusión, tal cual sus asesores se lo han recomendado, para ir a la conquista de la voluntad de los indecisos, sin cuyo voto "el gobierno más democrático de la Historia" va a quedar enterrado bajo los votos.

Ataviado con la chaqueta de historiador, Valero se remontó a la Colonia para encontrar allí las raíces de la feroz polarización que actualmente divide a los venezolanos y luego de sentenciar que la Cuarta República, aquella a la cual sirvió desde el cuerpo diplomático, "nos dejó una república de exclusión y escisión", bajo un "funesto proyecto foráneo, rentista y excluyente", aclaró que bajo el chavismo la clase media ha encontrado un amplio espacio para su realización y los más necesitados han sido beneficiados por los "torrentes de justicia social" de las misiones, para rematar que está dispuesto a morir con el Presidente, si eso fuera necesario "en esta hora de la Historia". Amén.

Lo otro fue el prólogo en Los Próceres con un sainete en el cual se pretendía reproducir un episodio de la Guerra Federal durante la cual, en un sitio conocido como El Mosquero, el general Zamora, haciendo gala de su "dureza de serpiente y la dulzura de la paloma", le perdonó la vida un oligarca llamado Meneses, pese a que sus hombres le exigían que lo matara. Luego vino la demostración del poderío militar al servicio de la revolución, muy capaz de defender la soberanía a la hora de golpear mujeres indefensas pero absolutamente ineptas cuando se trata de combatir a la guerrilla colombiana o permitir que el G-2 cubano haga y deshaga, ordene y ejecute desde sus cuarteles.

En fin, nada nuevo pero con todo lo viejo subido de tono en una fecha patria usada para demagogia electoral y alimentar la insaciable vanidad del jefe. Una Asamblea y unos poderes públicos convertidos en borregos felicitadores y una Fuerza Armada domesticada pusieron la nota patética de la memorable jornada patria en celebración de no sé cuál independencia.

 

Más artículos de esta firma
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007