Caracas, sábado 29 de mayo, 2004
Nacional y Política

INVESTIGACION / Compró acciones de empresa que regirá los procesos comiciales
Venezuela invierte en firma electoral clave

El gobierno de Venezuela adquirió 28% de las acciones de la compañía que diseña el software y los tarjetones electrónicos que se utilizarán en los próximos comicios. A través de un fondo de capital a riesgo, invirtió alrededor de 200 mil dólares. Funcionarios del Gobierno insisten en que la inversión forma parte de una iniciativa ideada con el fin de brindar apoyo a la empresa privada y que la compra de acciones de una compañía especializada en software electoral es simple casualidad.

RICHARD BRAND

TOMADO DE THE MIAMI HERALD

Un poderoso y prominente inversionista de la compañía especializada en software que diseñará los tarjetones electrónicos y registrará los votos en el nuevo y muy criticado sistema electoral de Venezuela es el mismo gobierno venezolano, según informaciones obtenidas por The Miami Herald.

La inversión que realizó Venezuela en Bizta Corp., firma especializada en software electoral, le da al Gobierno 28% de las acciones de la compañía _la misma que el Gobierno utilizará para dar los resultados de las votaciones en las elecciones que realice en el futuro, incluyendo, de ser convocado, el referendo revocatorio contra el presidente Hugo Chávez.

La decisión de deshacerse de las máquinas que el país había comprado hace seis años _para adquirir un sistema valorado en 91 millones de dólares que será fabricado por dos compañías que nunca antes habían obtenido un contrato para unas elecciones_ ya había generado polémica entre los opositores de Chávez, quienes afirmaron que se trató de una maniobra para manipular las votaciones en medio de una creciente turbulencia política.

Representantes de la oposición reaccionaron con sorpresa al enterarse de que el Gobierno tenía una participación accionaria en una compañía clave en el proceso electoral.

"¿El Estado venezolano? ¿Estás bromeando?" dijo Jesús Torrealba, miembro de la alianza opositora Coordinadora Democrática. "Eso pone en duda la credibilidad del proceso. Es escandaloso".

Funcionarios del Gobierno insisten en que la inversión forma parte de una iniciativa ideada con el fin de brindar apoyo a la empresa privada y que la compra de acciones de una compañía especializada en software electoral es simple casualidad, ya que esa inversión es una de una docena de inversiones similares realizadas con el fin de ayudar a compañías en problemas.

"Todo el proceso condujo a una decisión que fue la mejor para Venezuela", dijo Bernardo Alvarez, embajador de Venezuela en Washington.

Sin embargo, Venezuela es un país extremadamente polarizado por el gobierno populista de Chávez. Prácticamente cada paso que da el Gobierno es examinado a fondo por la oposición, que acusa al Presidente de tratar de imponer un régimen autoritario.

Fondos del Gobierno

Los registros indican que hasta hace un año, Bizta Corp. era una atribulada compañía venezolana de software con apenas una negociación de ventas a su nombre. Entonces, el gobierno de Venezuela, a través de un fondo de capital a riesgo, invirtió aproximadamente 200.000 dólares en la compañía y compró 28% de sus acciones.

La inversión del Gobierno en Bizta lo transformó en el mayor accionista de la compañía y, a final de cuentas, su cliente más importante.

La decisión de reemplazar el sistema valorado en 120 millones de dólares y fabricado por la compañía Election Systems & Software se adoptó el 16 de febrero bajo circunstancias poco usuales. Dos de los cinco directores del Consejo Nacional Electoral afectos a la oposición protestaron porque en gran medida fueron excluidos del proceso.

"El proceso de selección fue secreto y no nos permitió obtener mucha información sobre los licitantes y sus productos", señaló la directora Sobella Mejías después de que se tomó la decisión.

Otros directores sabían sobre la inversión del Gobierno, según un miembro que pidió no ser identificado.

Los nuevos equipos serán fabricados por Smartmatic Corp. y programados por Bizta.

Funcionarios del gobierno de Chávez y ejecutivos de la empresa entrevistados por The Miami Herald dicen que las máquinas Smartmatic-Bizta se encuentran entre las más seguras del mundo, y que la inversión del Gobierno en Bizta no está relacionada con la oferta que la compañía presentó por el contrato por las máquinas de votación.

"Las companías que fueron seleccionadas tienen la más elevada capacidad técnica", dijo el embajador Alvarez. "En Venezuela ha habido muchas elecciones imparciales y habrá muchas más elecciones imparciales".

Sin embargo, el Centro Carter, observador en la mayoría de los principales procesos electorales en Venezuela desde que Chávez fue elegido en 1998, dice que la noticia sobre el papel del Gobierno en Bizta refuerza la necesidad de auditorías electorales independientes.

"En cualquier proceso electoral observamos si cada uno de los elementos es transparente y auditable. En este caso, deberíamos incluir estas máquinas nuevas", dijo Jennifer McCoy, quien está a la cabeza de la misión del Centro Carter en Venezuela. McCoy agregó que no sabía nada sobre la inversión del Gobierno en Bizta.

Incluso dejando a un lado las implicaciones políticas, el uso de las máquinas de votación electrónicas ha sido objeto de amplios debates desde las elecciones presidenciales de EEUU en el año 2000. David Dill, profesor de la Universidad de Stanford, dijo que casi cualquier máquina electrónica programada puede ser objeto de manipulaciones. "La gente simplemente no entiende con qué facilidad estas máquinas pueden dejar de registrar los votos de una manera exacta: incluso pueden ser prearregladas ilegalmente".

Comprobante en papel

Las máquinas de Smartmatic sí emiten comprobantes de los votos en papel, pero los críticos del Gobierno afirman que esto será inútil ya que el recuento en las elecciones será supervisado por el CNE, que para muchos favorece la causa chavista.

Los directores del CNE han elogiado el papel del software de Bizta al decir que ayuda a Venezuela a alcanzar su "soberanía" en su sistema de votación, al reemplazar máquinas diseñadas por empresas estadounidenses. Chávez, quien ha criticado abiertamente la política de EEUU, es considerado un político de izquierda antiestadounidense.

De acuerdo con los balances financieros de Bizta correspondientes a 2002, los más recientes presentados por la compañía en Venezuela, la firma entonces era una compañía inactiva que no tenía ventas y lentamente estaba perdiendo dinero.

Sin embargo, en junio de 2003 una empresa llamada Sociedad de Capital a Riesgo (SCR) invirtió aproximadamente 200.000 dólares en Bizta. SCR pertenece al Fondo Industrial de Crédito, institución del gobierno venezolano.

En enero, Omar Montilla, un alto funcionario del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Venezuela, se unió a la junta directiva de Bizta para representar los tres millones de acciones del Gobierno en la firma, indican los documentos obtenidos por el Herald.

Montilla, uno de los cinco miembros de la junta directiva, canceló una reunión con el periódico y no respondió las reiteradas llamadas que se le hicieron.

Un mes después que Montilla se uniera a la junta directva, el CNE otorgó a Bizta y sus socios Smartmatic y Cantv el contrato de 91 millones de dólares para fabricar nuevas máquinas electorales. Bizta fue contratada para escribir el código electrónico que configura los nombres y partidos de los candidatos en las pantallas sensibles al tacto. Smartmatic construiría y diseñaría las máquinas. La firma telefónica Cantv suministraría las líneas telefónicas para el sistema y el soporte técnico el día de las elecciones.

La empresa es en gran medida obra de dos venezolanos poco conocidos, recién graduados en Ingeniería: Antonio Mugica Rivero y Alfredo Anzola Jaumotte, amigos desde la infancia.

Mugica, de 30 años de edad, es el presidente de Smartmatic y fundador de Bizta. Anzola, también de 30 años, es el presidente de Bizta y vicepresidente de Smartmatic, según indican los documentos corporativos de la firma en Venezuela.

Sin vinculaciones

Ambos ejecutivos afirman que no tienen ningún tipo de fidelidad política. Ninguno de los dos firmó la solicitud del revocatorio contra Chávez.

Anzola inicialmente le dijo al Herald que una de las razones por las que el CNE había seleccionado el grupo era porque no tenía vínculos ni con el Gobierno ni con la oposición.

Cuando posteriormente se le dijo en una entrevista en Caracas que los documentos de Bizta indicaban que el Gobierno había invertido en la compañía a través de SCR, Anzola y Mugica dijeron que consideraban tal inversión como un préstamo.

"Realmente no queremos vernos involucrados en la política", dijo Wladimir Serrano, director del fondo de capital a riesgo del Gobierno. "Nuestro papel es estrictamente financiero y técnico".

Bizta "continúa siendo compañía privada; algunas acciones son del Gobierno, pero nosotros no tenemos voz en sus actividades cotidianas ni en sus programas y políticas estratégicas", dijo Serrano.

Significativo poder

Sin embargo, Ricardo Hausmann, profesor de Harvard y ex funcionario del gobierno de Venezuela, dijo que cualquier inversionista que tenga una participación accionaria de 28%, probablemente tendrá una influencia significativa en la toma de decisiones.

"Por ejemplo, con 28% de las acciones, Verizon es el principal accionista de Cantv y tiene el control gerencial de la compañía", dijo Hausmann, miembro de la junta directiva de la telefónica. "La influencia del Gobierno dependerá en el pacto al que lleguen el Gobierno y los otros accionistas".

La compra de las acciones de Bizta por parte de SCR forma parte de un esfuerzo más amplio por ayudar a aquellas compañías recientemente formadas que puedan darle a Venezuela prestigio internacional en una amplia gama de industrias, dijo Serrano.

Serrano suministró una lista de una docena de compañías en las cuales SCR ha invertido.

La mayoría de las 20.000 máquinas Smartmatic-Bizta serán entregadas durante el tercer trimestre del año, procedentes de una fábrica en Italia.

Traducción Patricia Torres