Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, sábado 24 de abril, 2004  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Deportes > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
OPINION
Cerrador

Oswaldo Guillén

Dios bendiga al que hizo este calendario. No llevamos tres semanas de torneo, y ya no jugamos más contra los Yanquis. De hacerlo será en la postemporada, si Dios quiere. Algunos jugadores se quejaron cuando vieron esos siete juegos tan temprano, pero enseguida les dije que era mejor salir de eso cuanto antes. La serie quedó 4-3 a favor de ellos, aunque hemos podido haber ganado otros encuentros.

En lo personal pienso que los Yanquis van a mejorar, y jugadores como Alex Rodríguez y Bernie Williams en cualquier momento despiertan con el bate. Hubo personas que juraban que los Yanquis con sus estrellas nos iban a dar una paliza. Pero no fue así. Para ganarnos tuvieron que sudar, porque este equipo no se rinden fácilmente. El martes pasado nos hicieron siete carreras en el primer inning, y llegamos a ponernos 8-7. Al final perdimos 11-8 pero a todos les quedó la convicción de que hacemos carreras.

Entre quienes juraban que los Yanquis nos iban a arropar estaba Armando Talavera, un venezolano que vive en Nueva York y que junto con otros tres compatriotas, Beto Villa, Carlos Silva y Rafael Terán, transmiten los juegos de los Yanquis en español por radio. A Armando lo conozco desde mis comienzos, siempre me trata bien. Por eso cuando me pide una entrevista se la concedo con placer. Pues bien, Armando también juraba que nos barrían en el Bronx, donde dividimos, y en Chicago, donde evitamos la barrida a última hora. ¿Cómo puedes tú ligar que Ozzie pierda si es tu pana?, le decía Tortuga Fuentes a Armando.

Una cosa no tiene que ver con la otra. De hecho, Luis Sojo y Miguel Cairo son mis amigos, y no por eso los voy a ayudar a ganar. Lo cierto es que ya salimos de los Yanquis, y salimos bien. Tenemos récord positivo, y el equipo sigue jugando con entusiasmo, a pesar de perder otras dos piezas clave: José Valentín y Frank Thomas. Thomas reaparecerá este fin de semana contra Tampa, aunque le he repetido que no trate de esforzarse más de la cuenta. Prefiero perderlo unos días, y no el resto de la temporada.

El ha insistido en que está bien, y sé que su deseo de jugar es porque quiere ayudarme a ganar. Pero yo lo necesito sano, como al resto del equipo. Algo que también debo agradecer es el apoyo de los fanáticos, tanto en Venezuela que me siguen deseando suerte a través de emails, como en Chicago, donde asistió un promedio de 30 mil fanáticos en los tres juegos contra los Yanquis. ¡Y miren que aquí está haciendo un frío parejo! Pero, al menos hasta ahora, los aficionados están contentos, y sufren como cualquiera con las derrotas, y las victorias apretadas. La prensa de Chicago insiste en que antes de terminar el año, o me diagnostican una úlcera o me salen más canas. Yo les digo que la temporada pasada, con los Marlins ganando y perdiendo siempre por una carrera, me curé de esos males. Pero qué va.

En el fondo hasta yo preferiría ganar fácil de vez en cuando. Y cuando me preguntaron ayer que quién iba a ser por fin el cerrador del equipo, mi respuesta fue: ¡el cerrador será el que cierre! Ni Yogui Berra hubiera respondido mejor.

ozzieguillen13@hotmail.com



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007