Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 15 de febrero, 2004  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Guía Turística > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
La ruta de Elizabeth Kline
Celebración en Bolívar

El Pájaro Guarandol en Guasipati

En vez de las fiestas tradicionales, el carnaval más que todo ha llegado a ser considerado como otro asueto más para ir a la playa. Sin embargo, en la región de Guayana, específicamente en Bolívar, en El Callao y Guasipati, todavía se celebran estos días con coloridas comparsas, música y diversiones tradicionales. Sin duda, El Callao tiene la fiesta más distinta gracias al oro.

En l849, el gran hallazgo de oro en California, Estados Unidos, impulsó una enorme estampida de buscadores de fortuna hacia aquel estado. En el mismo año, en el río Yuruari cerca a El Callao, se descubrió una enorme veta de oro. Debido a su aislamiento la voz se corrió más lentamente, pero cuando las noticias sobre los resultados de las pruebas del cuarzo de El Callao llegaron a Londres, Nueva York, París y Hamburgo, y la gente se enteró que este tenía un contenido de oro diez veces más puro que las mejores minas en el mundo del día, vinieron de todas partes para probar su suerte, la mayoría llegaba desde la Guyana Británica, Trinidad y las islas de las Antillas Menores.

Ya que la veta producía, por más de medio siglo, estos mineros se quedaron y trajeron consigo las tradiciones de su tierra. Entre ellas, las de la celebración de carnaval.

La riqueza a través del oro permitió a las ex isleñas importar lujosos disfraces para los desfiles, que contribuyeron mucho al ambiente y la emoción festiva.

Desde entonces, las celebraciones en El Callao se han distinguido por el son del calipso (con las letras de la mayoría de las canciones en inglés). Varios de los grupos, como The Same People, incluso han ganado fama a nivel nacional por sus canciones. Muy particular de estos grupos son las enormes cornetas que montan en plataformas sobre ruedas para participar en los desfiles. Es imposible no oír la música que motiva a todo el mundo a bailar en las calles.

Además, puede apreciar las bellas comparsas y la organización de las Madamas,  las matriarcas del carnaval, elegantemente vestidas al estilo tradicional de las islas. La más famosa de estas mujeres era la célebre Isidora quien dirigió las festividades hasta su muerte en 1986.

Estas refinadas damas están acompañadas por bellísimas mujeres más jóvenes en preparación para asumir el rol de dirigentes y asegurar que no se pierda la tradición.

Ya que los adultos ¿más que todo, los turistas¿ suelen dedicarse a divertirse, la mayor participación en los desfiles es por comparsas de muchachos, con las madres dedicando meses a la elaboración de vistosos disfraces.

Otro aspecto muy particular del carnaval de El Callao son los diablos. Nada tienen que ver con los diablos danzantes de cofradías religiosas que bailan en la fiesta de Corpus Christi. Año tras año hay una fuerte competencia para ver quién tiene la mejor máscara de diablo, con énfasis muy particular en la gran cantidad de cuernos que tiene cada una.

Ya que los desfiles en El Callao toman lugar en la tarde, tiene la oportunidad de ir hasta Guasipati donde, a pesar de estar apenas a 18 km al norte de El Callao, tiene una celebración muy distinta hoy en día, con gran énfasis en las diversiones orientales tradicionales.
No se escucha calipso, sino se observan el baile de la burriquita y la actuación de la leyenda del Pájaro Guarandol, entre otros. Yo asistí a las celebraciones el martes de carnaval.

Qué más hay y dónde quedarse
Aunque la primera gran veta de oro se acabó alrededor de 1910, desde entonces se han desarrollado otras minas ricas que han mantenido El Callao como ¿un pueblo aurífero¿.
   Por todos lados hay tiendas para conseguir desde cochanos ¿oro crudo¿ hasta las más finas joyas elaboradas por artesanos sumamente talentosos.
En el mismo pueblo de El Callao, no recomiendo quedarse en carnaval. La mejor opción que he probado (un sitio limpio con AA y estacionamiento cerrado) es el Hotel El Arte Dorado (0288-762.0535) pero, al llamarles para verificar los precios actuales, me contaron que para dos -¿ Bs. 30.000 ¿ a excepción del carnaval cuando cobran un  monto de Bs. 100.000 diario para dos personas, además del requisito de estadía mínima de cinco días.
Otra opción es ir hasta Tumeremo (a 41 km al norte) donde, aunque no hay nada de lujo, hay buenas propuestas.
Me he quedado varias veces en el Hotel Tumeremo City (0288-771.0281), en la calle Zea, una calle removida de la carretera principal en vez de la ubicación del Hotel Sifontes en plena vía principal con tráfico al frente las 24 horas. Es limpio, tranquilo y con estacionamiento cerrado a una cuadra. Actualmente su teléfono está averiado, pero cuando me quedé allá el año pasado, estaban cobrando Bs. 23.300 para dos.
El Campamento Falcón Crest (0414-8530530, 0414-1130808), unos 3 km después de la estación de servicio de Texaco a la salida sur de Tumeremo, en un amplio terreno con un entorno campestre, retirado un poco de la carretera, cuenta con dos churuatas con cuatro cuartos simples pero agradables, con ventiladores, baño/agua fría (M+2S, K+sofá-cama M, 3S, M+S+sofá-cama M). Hay piscina, jacuzzi, varias churuatas con mesas y se pueden guindar hamacas, bolas criollas o dos represas donde se han sembrado cachamas y guabinas donde los huéspedes pueden pescar. Están cobrando Bs. 40.000 por cuarto, y hay la opción de un plan con desayuno y cena por Bs. 25.000 por persona, esto me lo confirmaron el primero de este mes cuando les indiqué que era para la publicación sobre carnaval.
ekline@cantv.net



 
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007