Mapa del sitio
Daily News
in English
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 16 de diciembre, 2001  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Nacional y Política > Noticias
Imprimir con   |  Enviar por correo
GOBERNABILIDAD /// Presidente dispuesto a apresar gobernadores
'No me obliguen a tomar medidas especiales'
Miquilena dijo que el suyo no es 'el barro de los desertores' y que su relación con Chávez es 'a prueba de misiles'

ERNESTO VILLEGAS POLJAK

EL UNIVERSAL

Un gobernador preso en el comando militar de su región. Un banquero tras las rejas y su banco nacionalizado.

A todo eso dijo estar dispuesto ayer el presidente Hugo Chávez al exteriorizar su propósito de hacer cumplir la Constitución y las leyes, especialmente las de la Habilitante. Y es que, a dos años de aprobada en referendo, Chávez anda radicalizado porque ve a la Bolivariana amenazada por 'hordas de Herodes pretenden degollar a nuestra niña'. 'Tendrán que pasar sobre mi cadáver', advirtió durante un acto en la Asamblea Nacional por el II aniversario de la 'Bicha'. Allí sentó su negativa a discutir nada sobre las leyes de la Habilitante. 'Lo que tengo que hacer es ponerme al frente para cumplirlas', dijo.

A un gobernador que habría declarado su decisión de 'alzarse' si no son cambiadas las leyes lo retó. 'Bueno, déle clavo. Si se declara alzado, yo lo que tengo que hacer es decirle a Carlos Aguilera (director de la Disip) que vaya a buscarlo y me lo mete en un calabozo. No tendría más opción'.

A quienes piensan que la FAN no obedecería esas órdenes les dijo: 'Bájense de ese coco'. Desdeñó la versión según la cual quiso impedir el viaje del general Lucas Rincón al Pentágono. 'Vayan a ver qué es lo que va a decir él allá. Reto a que lo publiquen íntegro. Así que bájense de esa nube los oligarcas que están jugando a que los militares desconozcan a su comandante en jefe', exclamó.

Para Chávez, la 'oligarquía depredadora cree que esta AN derogará las leyes revolucionarias'. 'Los defraudamos, porque aquí no hay ningún plan para que nuestro Gobierno se subordine a la oligarquía', advirtió.

Tras vaticinar que la Constitución cumplirá 200 años, descartó su reforma. 'Para este momento yo la veo perfecta. Yo no le reformaría nada. En el 2021 podría ser que se estudie la posibilidad de reformar algo'.

Señaló que el fin de las leyes es el mismo que el pueblo tuvo el 27F. 'Habrá que preguntarle a la oligarquía si quiere el camino del 27F o el de la paz. Nosotros hemos escogido el de la paz, pero en el supuesto negado de que este camino se viniera abajo, agárrense, porque lo que vendría aquí sería un 27F con una potencia de tres, cuatro o cinco', insistió.

Según Chávez, el régimen socioeconómico plasmado en la Constitución no puede alcanzarse sin tocar las estructuras socioeconómicas del país. 'Eso es lo que está ocurriendo: estamos tocando los factores de producción, el capital. A los capitalistas depredadores, sus intereses tenemos que tocarlos', dijo.

Fue entonces cuando dijo haber leído la declaración de un banquero que prefiere recibir sanciones antes que financiar la producción agrícola. 'Bueno, no me obliguen, mi compadre, a dictar medidas de emergencia entonces. Están obligados por la ley. La banca es un servicio público. Aquí se puede intervenir cualquier banco en cualquier momento. Incluso, en función del interés del país aquí se puede nacionalizar cualquier banco en cualquier momento. Si algún banquero, presidente de algún banco privado, nacional o internacional, me da lo mismo, se niega a cumplir con la Constitución y las leyes, no sólo podemos nacionalizar el banco, sino que puede terminar preso', exclamó.

Chávez advirtió que la revolución vive momentos difíciles y que 'no podemos darnos el lujo de dispersarnos'. Vaticinó para el 2002 peligros y amenazas tanto internos y externos. '¿Quién dijo que iríamos a un jardín de rosas? Yo no invité a nadie a un jardín de rosas', comentó.

Dijo Chávez que para los 'revolucionarios auténticos' la actual confrontación 'demuestra que vamos por el camino correcto'. 'Si nos estuviera aplaudiendo la canalla y el pueblo nos maldijera significaría que habríamos desviado el camino', sostuvo.

Antes de Chávez habló el ministro Luis Miquilena, ex presidente de la Asamblea Constituyente, quien clamó por el diálogo y por 'bajarle la cresta a la conflictividad'.

Miquilena insistió en su línea de apertura a todos los sectores y señaló que apelará a todos los mecanismos para procesar las dificultades por la vía democrática, pero advirtió que no está hecho con el barro de los desertores y que 'a la hora de que cada quien asuma sus responsabilidades mi puesto no quedará vacío'.

El también director general del MVR señaló que sus relaciones con Chávez son 'a prueba de misiles'.

El fiscal Isaías Rodríguez, quien fuera primer vicepresidente de la ANC, hizo un discurso reflexivo, donde admitió que por premura pudo haber faltado más discusión y consenso en torno a aspectos de la Constitución.

Aristóbulo Istúriz, segundo vicepresidente de la ANC, propuso volver a convocar a los integrantes de la ANC para que discutan sobre el contenido de las leyes de la Habilitante.




 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |  Enviar por correo
Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004