Mapa del sitio
Daily News
in English
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, viernes 30 de junio, 2000  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Caracas > Noticias
Imprimir con   |  Enviar por correo
Así son las cosas
Ayer sargento hoy capitán


Oscar Yanes

El presidente Chávez, tremendo actor, sonríe y habla despectivamente del capitán Luis García Morales, quien en nombre de una Junta Patriótica Venezolana advierte que 'los sables están sonando'. El militar recomienda al comandante Chávez que 'sea inteligente, señor Presidente, renuncie usted. Está acabando con Venezuela. De lo contrario tomaríamos las medidas pacíficas y convocaríamos a la desobediencia civil'. La historia se repite. La posición del capitán me ha recordado lo ocurrido durante el gobierno del general Isaías Medina Angarita cuando el domingo 12 de noviembre de 1944 fue descubierto el primer conato de rebelión militar contra el medinismo.

Quien dio la cara entonces fue el sargento Alexis Camejo Perdomo, e, igual que hoy, los señalamientos del sargento cayeron en el vacío. Se dijo entonces que 'ese sargento está loco', 'un solo palo no hace montaña' y el ministro de Guerra y Marina, coronel Manuel Morán, anunció que 'debe ser profundamente satisfactorio para los venezolanos poder comprobar que las Fuerzas Armadas de la República, consecuentes con su tradición de honor, permanecen leales a las instituciones y a sus superiores'.

En aquel tiempo había absoluta y completa libertad de prensa, pues los periodistas no eran amenazados como ahora; sin embargo, no se registró el debate lógico que sobre la situación del país se debía haber planteado en todos los niveles, en especial en la prensa y la radio, porque no se le dio importancia al sargento Camejo Perdomo. El mayor Carlos Delgado Chalbaud, en la Academia Militar se limitó a decirle al capitán Mario Vargas, 'ese movimiento está inspirado en la revolución de los sargentos, cuando el sargento Batista derrocó al Gobierno de Cuba, en septiembre de 1933'.

Camejo fue enjuiciado y los periodistas asistieron libremente al tribunal. Más de quince reporteros y fotógrafos presenciaron por primera vez un Consejo de Guerra.

El sargento Camejo Perdomo se ganó la admiración de la prensa. Sin inmutarse guardó silencio unos cuantos segundos cuando le concedieron la palabra, se quedó viendo a los periodistas y con una gran seguridad en sí mismo dijo:

'Quiero denunciar ante este tribunal y ante los periodistas que están aquí que cuando me tenían preso en el Cuartel de Caballería Ambrosio Plaza el comandante Sandoval amenazó con matarme si no complicaba a Rómulo Gallegos, Rómulo Betancourt, Carlos Augusto León, Rodolfo Quintero y otros en la sublevación militar que me atribuían'.

Yo pienso que si los planteamientos de Camejo Perdomo sobre la situación económica de las Fuerzas Armadas, que no es el caso de hoy, hubiesen sido escuchados no hubiera cuajado la alianza de Rómulo Betancourt y Pérez Jiménez, que derrocó al general Medina, el 18 de octubre de 1945, un año después. El sargento Camejo estaba preso cuando Betancourt llegó a Miraflores. Me parece que la revolución mandó a Alexis Perdomo Camejo a estudiar a Chile. No estoy seguro, pero sí puedo aseverar que Camejo es hombre decente y honesto. Tiene ochenta años.

Aunque el presidente de la República se haga el loco, lo cierto es que otra vez 'los sables están sonando...'.

Así son las cosas.




 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |  Enviar por correo
Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004