Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, jueves 02 de abril, 1998  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Deportes > Noticias
Imprimir con   |   
SAM SHEPHERD
El Mago abandona la escena
TRAS POCO MAS de dos décadas en el baloncesto venezolano, Sam Shepherd se encuentra en su última temporada como activo, esperando la posibilidad de seguir aportando su 'magia' en las canchas desde el difícil oficio de entrenador.

Alexander Mendoza

El Universal

Caracas.- Con 44 años en su calendario personal, Sam Shepherd empieza a ver el baloncesto desde una óptica diferente. No se trata de salir a la cancha con menos intensidad de la acostumbrada, esa que lo ha convertido en uno de los jugadores más efectivos y excitantes de la liga en los últimos 23 años. Más bien tiene que ver con el proceso vital de cualquier persona, con la necesidad de parar, poner en una balanza toda la experiencia acumulada en las últimas dos décadas, reflexionar sobre ello e iniciar un proceso de cambio. Pensar en el retiro. La idea estaba rondando su cabeza desde hacía algún tiempo, pero la posibilidad de un nuevo campeonato con Guaiqueríes lo sedujo y decidió seguir esperando. 'Llega un momento en que no sientes lo mismo y el juego comienza a ser más difícil de llevar. Pensaba lograr un título más y lo hice el año pasado. Esta temporada creo que también tengo esa posiblidad en Nueva Esparta, pero definitivamente será la última', analiza Sam.

La definitiva como basquetero activo, pues ahora su meta es ganar un torneo como técnico. 'Tengo una oferta interesante para desempeñarme como entrenador principal en uno de los quintetos de la liga. Claro, todavía no puedo revelar el nombre, pero estoy muy animado con el ofrecimiento y no tengo dudas que puedo hacer el trabajo. Ojalá tenga el mismo éxito como jugador', asegura Sam, sin señales de nostalgia. 'Alcancé todas las metas posibles como jugador y espero tener la oportunidad de demostrar mis conocimientos como director técnico'. Entonces, ¿no habrá ningún tipo de presiones adicionales, cuando dé el paso final? 'No lo creo así. Conozco el trabajo, tengo 23 años en en el circuito. Todos los jugadores son familiares para mí y sé qué puedo esperar de ellos. Hablo inglés y español, tengo contactos con buenos agentes en Estados Unidos para traer jugadores. En fin tengo la suficiente experiencia'.

El Mago no titubea durante el diálogo, sus palabras fluyen con propiedad, dejando poco espacio para la duda o el temor de un paso en el vacío. Durante su participación con Panteras del Táchira, equipo que luego se mudó a Lara, compartió labores de coach y jugador, al lado de Ramón Osorio, uno de los entrenadores más exitosos de la extinta Liga Especial. 'No tengo duda de mi éxito', insiste el estelar base.

Tampoco tuvo dudas de sus logros o de poder alcanzar importantes metas, cuando en 1975 pisó por primera vez tierras venezolanas, gracias a las gestiones del entrenador norteamericano Nate Frazier, quien ese año dirigió al club Carabobo. Pero al coach no le gustó el estilo de Shepherd por su juego a ratos individualista, para deleitar a las tribunas y terminó enviándolo al Táchira. Allí comenzó la historia que cambiaría el baloncesto nacional y lo proyectaría, años más tarde a un nivel internacional nunca antes imaginado.

'Luego de mis primeros tres partidos en Táchira, un periodista me preguntó si utilizaba algún apodo y le dije que en la universidad me llamaban Magia Negra o simplemente Houdini, por las cosas que hacía en la cancha. Entonces me bautizaron como El Mago y desde esa fecha todos me identificaron así'.

En 1981 decide nacionalizarse. 'La idea fue sugerida por Alexis Saldivia, gerente de Panteras y yo estuve de acuerdo, por la aceptación que tenía en el público. Además de alguna forma quería ayudar, como criollo, al equipo venezolano, en las competencias internacionales'.

En 1989, luego de varios intentos fallidos, se uniforma de vinotinto. Más tarde vendría el Mundial de Argentina, el Campeonato Suramericano de Valencia, el Preolímpico de Portland y los Juegos Olímpicos de Barcelona. 'Fueron grandes momentos para mí'.

Ver También:



Ver también:
- Formación integral
- La NBA nunca le preocupó

 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004