Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, jueves 30 de octubre, 1997  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Caracas > Noticias
Imprimir con   |   
Aumento de la demanda obliga el crecimiento
Línea cuatro evitará colapso del Metro
SE REQUIEREN 265 mil millones de bolívares para su construcción y en Cametro esperan sea autorizada la solicitud de financiamiento, del cual el Estado francés otorgaría 80%. Iría de Capuchinos hasta el Parque del Este y descongestionaría la línea uno

Pedro Estacio

El Universal

Caracas. Mientras aumenta el número de usuarios del Metro de Caracas, que en la actualidad está por el orden del millón de personas al día, el servicio se torna cada vez más congestionado, por lo que llegó el momento de ampliar el sistema, pues de lo contrario el colapso no tardará en presentarse.

De esto están conscientes en Cametro, razón por la cual estiman vital construir la línea cuatro, ya proyectada, la cual correría hasta cierto punto paralela a la línea uno, desde Capuchinos hasta plaza Venezuela para luego adentrarse en Bello Monte y Las Mercedes y terminar en Parque del Este.

La idea es aliviar la línea uno (Pro Patria-Palo Verde), que es la que actualmente soporta la mayor demanda y presenta congestionamiento en las horas pico. Crecimiento

obligado

Pocos perciben que la velocidad de desplazamiento de los vehículos en la capital es influenciada por el aumento del número de unidades, las cuales se incorporan al tránsito, a medida que el Metro ve disminuida su capacidad.

Eso quiere decir que de no llevarse a cabo este proyecto, y mientras el número de usuarios crece, el sistema no podrá atender la creciente demanda de transporte en los próximos años; en ese orden habrá nuevos colectivos y autos en las calles para atender los pasajeros que el Metro no puede atender y así seremos testigos de cómo se formará el gran congestionamiento en la ciudad, porque los automotores rodarán a menos de 5 kilómetros por hora.

Según el gerente ejecutivo de Construcción de Cametro, ingeniero Rafael Alvarez, la línea uno, en las horas en que las personas acuden a sus labores y retornan a sus casas, entre El Silencio y Altamira, se nota congestionada.

Hace 30 años, cuando planificaban el proyecto, estimaron que deberían construir dos líneas, por la demanda que hay en ese tramo, ya que peatonalmente 80% de los habitantes que viven en las cercanías accesan el metro sin dificultad. 'Hoy buscamos la autorización para construir la cuarta línea y de ese modo tendríamos dos paralelas', señala.

Destaca que la carga actual de pasajeros es cerca de un millón de ciudadanos entre metro y metrobús diariamente. Y de no haberse construido la primera, la velocidad promedio de desplazamiento de los vehículos en las calles sería de cinco kilómetros por hora en los actuales momentos.

Un hecho resaltante es que en las horas denominadas pico, y cuando los pasajeros se aproximan a la estación Capitolio, todos buscan posiciones seguras para evitar ser arrastrados por el volumen de viajeros que entra y sale. Desde ahora y hasta el año 2002, cuando esperan sea concluida la nueva línea, los caraqueños experimentaremos cierto apretujamiento en los vagones, por el incremento de personas que se incorporan al uso del metro. Es más, se calcula que esta línea hacia el año 2010 transportará cerca de 525 mil pasajeros al día, unos 160 millones anuales.

Mientras menos servicios de transporte tipo metro existan, más grave es el problema, porque la gente viajará a través del sistema de superficie.

Otros elementos que presionan para hacer la línea cuatro son la actual construcción del ferrocarril hacia los Valles del Tuy, que llegará a una de las estaciones del metro, copando aún más la línea uno, y la posibilidad de que se construya otra línea hacia Los Teques, que también llegará al metro.

Buscan financiamiento

Para la construcción de la nueva vía subterránea se requieren 530 millones de dólares, valga decir, 265 mil millones de bolívares, requerimiento que fue dado a conocer en el gabinete económico la semana pasada y dio por resultado la designación de una comisión integrada por representantes de los ministerios de Hacienda y Cordiplan para que buscaran la manera de incluir en el proyecto de la Ley Paraguas de 1998, la autorización para comprometer 367 millones de dólares en endeudamiento externo. El resto del presupuesto lo daría el Estado por la vía del presupuesto ordinario. El Estado francés, a través del Banco Paribas, ofrece financiar hasta 80% del costo de la línea en buenas condiciones y, por supuesto, los equipos serían comprados en ese país.

Todos los miembros de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional están conscientes y apoyan el proyecto de la línea cuatro, así como la Cámara de la Construcción, la cual ha solicitado al presidente Caldera que aporte los recursos.

Otro gasto que hay que tomar en cuenta es que a lo largo del corredor, desde Capuchinos hasta plaza Venezuela, la construcción afectaría unos 125 inmuebles en la primera etapa; en la segunda el número sería menor porque, al cruzar hacia Bello Monte, irían al lado del río Guaire, y muy pocos en la tercera, que corresponde al sector de Las Mercedes.

Más de 12 Km de vía férrea

Una característica de esta vía es que será toda subterránea, construida toda con las topas, con una longitud de 12,3 kilómetros y 10 estaciones hasta el Parque del Este. Además, contará con 13 trenes, 80 vagones y 50 escaleras mecánicas. La ruta que seguirá es la siguiente:

Capuchinos, avenida Lecuna hasta la estación Parque Central, con las estaciones intermedias Teatros y Nuevo Circo, luego Plaza Venezuela; plaza Ibarra, de Bello Monte; Las Mercedes, cerca del CADA, y el hotel Tamanaco, otra estación cerca del Cubo Negro y después sigue paralela a la línea uno hasta llegar a la estación final en Parque del Este.

Como se ha hecho en otras oportunidades, está proyectado que Cametro emprenda mejoras en los alrededores de las estaciones y a lo largo del corredor, para lograr una integración con el urbanismo existente.

Cinco años de construcción

Si se autoriza la solicitud de financiamiento en el mes de noviembre y se incluye en el proyecto de la Ley Paraguas, la empresa Metro de Caracas iniciará los trabajos a partir del mes de enero del próximo año, comenzando por la reubicación de los servicios públicos y los derechos de vía para concluir la obra en el segundo semestre del año 2002. En todo ese período, el proceso constructivo de la línea cuatro, va a generar 4.566 empleos directos y 10.172 indirectos, con lo cual se apoya la reactivación del mercado de trabajo en este sector de la economía nacional.

Otro hecho que se argumenta para su construcción es que siendo una vía paralela a la uno, el sistema se haría menos vulnerable cuando ocurran hechos que paralicen el tráfico en esta última por períodos largos, como accidentes personales, interrupciones eléctricas o problemas de mal funcionamiento en los trenes y cualquier otra complicación menor.

De acuerdo con las estimaciones de los técnicos del Metro, el número de usuarios para esta nueva línea está por el orden de los 700 mil pasajeros, aunque como dice el ingeniero Rafael Alvarez, no son nuevos usuarios, sino que hay muchos que dejarían de utilizar la línea uno y en su defecto tomarían la cuatro.

Como quiera que se aprecie la situación, algo es cierto: el crecimiento poblacional es indetenible y con él la necesidad de las personas de utilizar los servicios de transporte, sean de superficie o subterráneos.




 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004