Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, jueves 14 de agosto, 1997  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Nacional y Política > Noticias
Imprimir con   |   

Una figura controversial antes y después de la crisis


Clodovaldo Hernández

El Universal

Caracas.- Protagonista de las controversias que caracterizaron los últimos años del Banco de Venezuela previos a su estatificación, José Alvarez Stelling ya había sido el centro de muchas polémicas antes de que el torbellino de la crisis bancaria mezclara irremediablemente su nombre bajo el rótulo genérico de los banqueros prófugos.

Antes de la crisis financiera, Alvarez Stelling encabezó un largo conflicto interno en el Banco de Venezuela, recordado recientemente porque algunas de sus incidencias se han visto reiteradas en las actuales diatribas del Banco Unión.

El banquero emergería triunfante de la confrontación, convertido en el principal accionista de Banvenez, al tiempo que preservaba su liderazgo en el Consolidado. Ambos bancos, inmediatamente después de la caída del Latino, obtendrían sustanciales beneficios, derivados de la migración de clientes porque, cada uno a su manera, tenían el respaldo de su propia trayectoria.

Durante algún tiempo se habló intensamente de la fusión de ambas instituciones para crear un 'megabanco' que uniría la potencia de 132 agencias del Consolidado con las 177 oficinas del Venezuela.

Alvarez Stelling señalaba por entonces que prefería la opción de mantener a cada uno de los bancos con su propia personalidad, 'capitalizando las sinergias para lograr mayor eficiencia'. No tenía la obsesión de ser el banco más grande pues, según argumentaba, eso no era lo importante.

Sin embargo, la crisis bancaria estaba también al acecho dentro de los dos bancos de Alvarez Stelling que, apenas unos meses después de la debacle del Latino, comenzarían a hacer aguas.

Luego de las experiencias de intervenciones y auxilios financieros que habían dejado exhaustas las arcas estatales, las autoridades optaron por la vía de la estatificación, como fórmula de intervenir los bancos a puertas abiertas, evitando el pánico de los depositantes.

La adopción de este esquema, menos traumático que el puesto en práctica con el Latino y con los llamados 'bancos de la segunda ola', no impidió que los directivos de ambos bancos también fueran objeto de medidas judiciales y, consecuencialmente, se marcharon apresuradamente del país, ganándose el apelativo de prófugos de la justicia.

El año pasado, las dos antiguas propiedades de Alvarez Stelling fueron traspasadas exitosamente a manos de inversionistas extranjeros y ahora muestran renovados planes para mantener una fiera competencia en un mercado bancario en el que predominan las bajas tasas de interés y llamativos sorteos.

Ahora, la Corte Suprema de Justicia decidió solicitar la extradición de Alvarez Stelling, remachando el epíteto de prófugo y colocándolo, de nuevo, en el centro de la polémica.




 

404 Not Found

404 Not Found


nginx
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004