Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, jueves 02 de enero, 1997  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Deportes > Noticias
Imprimir con   |   
DIJO ADIOS EL PRIMER MEDALLISTA
Devonish, pionero de campeones
FUE UN HEROE en los Juegos celebrados en Helsinski, en 1952, al lograr una presea que ningún otro venezolano había alcanzado

Richard A. Contreras

El Universal

Caracas.- El deporte venezolano sufrió la pérdida de su mejor representante del atletismo en la historia de la disciplina, cuando la madrugada del primero de enero falleció en esta ciudad, Asnoldo Devonish, primer medallista olímpico del país.

Devonish luchó tenazmente los últimos 18 meses contra una penosa enfermedad, la cual finalmente puso fin a una de las carreras deportivas más ejemplares de la historia contemporánea venezolana.

Se relacionó de cuerpo y alma con la actividad deportiva, desde las canchas y tras los escritorios en distintos cargos gerenciales, ya que esta área del quehacer humano, marcaba el inicio de su pensar, el trasfondo de su sentir, y el alimento de su obrar, un accionar que dejaba honda huella con su paso.

Una suspensión por ocho años, en la plenitud de su carrera, disminuyó notablemente su participación y sus logros a nivel internacional, pero no su disposición hacia la victoria. Su partida, aunque esperada por quienes lo conocían, obliga a invocar de los recuerdos esa palabras 'pérdida irreparable' que define mejor el deceso de las grandes figuras, ya que deja un vacío que no parece pueda ser llenado, por los atletas que actualmente se esfuerzan por Venezuela en las diferentes citas enmarcadas en el ciclo olímpico.

Emblema zuliano

Devonish fue profeta en su tierra, el estado Zulia, siendo uno de esos venezolanos que bien supo aprovechar el desarrollo de la región a raíz de la explotación petrolera.

Asnoldo Devonish Romero nació en Maracaibo el 15 de junio de 1932, y vino al mundo en el seno de una familia amante de las prácticas deportivas, de la cual sobresalió su tío José 'Pachencho' Romero.

Ingresó a la selección nacional a los 18 años, y obtiene su primer título en triple salto los Juegos Bolivarianos de Caracas, en 1951, logro que lo proyecta a ingresar a un combinado que se preparaba para competir en los Juegos Olímpicos de Helsinski, que se celebrarían del 19 de julio al 3 de agosto de 1952.

La delegación que actuó en los JJOO, estuvo integrada por 38 deportistas, en las disciplinas de atletismo, esgrima, lucha y tiro.

El destino quiso que la gran estrella de Venezuela, fuera el atleta marabino, a quien le fue bien en las frías tierras de Finlandia, al lograr la hazaña de capturar la primera medalla del país en una cita olímpica.

Devonish se clasificó segundo en la prueba de triple salto, con 15,24 metros, lo que le dio un puesto en la final. Ya en la prueba decisiva, el criollo ganó la presea de bronce, al saltar 15,52 metros.

La medalla de oro fue para su eterno rival en competencias a nivel panamericano, el atleta brasileño Adheimar Ferreira Da Silva, quien batió tres veces la marca mundial, y dejando un registro de 16,22 metros.

Para muchos, Devonish se adjudicó la medalla de manera sorpresiva, debido a su escasa edad.

Después se supo que la entrega del venezolano fue total, ya que realizó salto triple lesionado, cuestión que confirmó su entrenador Ladilao Laar.

A su regreso al país, recibió los honores propios de un héroe, en pleno marco de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Casi de forma inmediata, se reintegró a las competencias locales, logrando actuaciones que sorprendían cada vez más a la afición del país, para la época, muy ganada a presenciar las pruebas atléticas.

De esta forma, el zuliano sumó a sus trofeos en triple salto, el campeonato nacional de lanzamiento de martillo, con 37 metros.

Luego fue campeón en los 100 metros planos, y en los 110 metros con vallas, así como de salto largo, con registro de 7 metros 34 centímetros, marca excelente para la época, ya que el mejor saltador del mundo en esos años, fue el estadounidense Jerome Cousin, quien lograba catapultarse a 7 metros 57 centímetros.

En 1954 fue suspendido por la Federación Venezolana de Atletismo por indisciplina, de acuerdo a la apreciación del ente.

Este hecho le quitó los mejores años de vida atlética a Devonish, quien continuó entrenando por su cuenta, esperando una nueva oportunidad para mostrar su valor.

En el año 1962, asume la presidencia de Feveatletismo Eduardo Alfonzo, quien retira la suspensión a Devonish, y lo convoca para una nueva selección nacional, que se preparó para actuar en el Campeonato Suramericano de Cali, en Colombia.

A pesar del tiempo que estuvo fuera de la alta competencia, Devonish se sometió a un entrenamiento especial, lo que le permitió estar en condiciones en pocos meses.

En Cali, volvió a sorprender a los entendidos en la materia, al convertirse en campeón suramericano en triple salto con el mejor registro de su vida, 15 metros 84 centímetros.

Doce meses más tarde, y a la edad de 31 años, se despide de los torneos internacionales, en el marco del Panamericano de Sao Paulo.

A su retiro de las canchas, Devonish decidió trabajar por el deporte desde los puestos gerenciales, y gracias a su obra, fue condecorado por Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, con la orden Caballero de la Orden Olímpica, una de las mayores distinciones que puede recibir atleta alguno.

Su labor lo llevó a ejercer el cargo de presidente del Instituto Nacional de Deportes hasta 1994, y también fue asesor técnico de los Juegos Bolivarianos, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, los Suramericanos y los Panamericanos.

Por todo esto, Devonish tendrá un puesto por siempre en el Salón de la Fama del Deporte Venezolano.

Triste despedida

Caracas.- Personalidades ligadas al mundo deportivo nacional, expresaron su dolor por el fallecimiento de Asnoldo Devonish.

Fernando Romero, presidente del Comité Olímpico Veneolano, declaró que es 'una pérdida irreparable para el deporte nacional, ya que Devonish marcó una época por el hecho de haber ganado la primera medalla olímpica. Creo que su principal mérito fue haberse mantenido cercano a la actividad deportiva como excelente organizador. Formó parte de nuestro equipo con honores', agregó.

Por su parte, la primera mujer en formar parte del Comité Ejecutivo del COI, Flor Isava, señaló que 'Devonish fue el primero en todo, pues consiguió la primera medalla olímpica para Venezuela, fue un organizador de eventos de primera clase y el primer criollo en recibir la Orden Olímpica, que yo misma tuve el honor de imponerle. No contento con eso, también eligió para fallecer el primer día del año'.




 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004