Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, martes 10 de septiembre, 1996  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Internacional > Noticias
Imprimir con   |   
El presidente anunció que fortalecerá el trabajo de inteligencia, la movilidad de las tropas y los sistemas de comunicaciones
Nueva estrategia de Samper contra la guerrilla


BOGOTA.- El presidente Ernesto Samper anunció nuevas estrategias militares para hacer frente a una ofensiva guerrillera sin precedentes, mientras los analistas sostienen que el Estado está perdiendo la guerra contra los grupos alzados en armas.

Samper y el alto mando militar determinaron mejorar factores como recopilación de datos de inteligencia, la movilidad de las tropas por tierra, agua y aire, y los sistemas de comunicaciones para evitar nuevos ataques sorpresivos, que en los últimos 10 días han dejado más de 120 muertos, en su mayoría policías y soldados, informó AP.

'El Gobierno es consciente de la gravedad de la situación de orden público y en este momento está en control de la situación a pesar de todas las dificultades', sostuvo Samper, según Reuter.

'Es cierto que hemos tenido bajas, muy lamentables, por cierto, pero también es cierto que ha habido bajas del otro lado y que se han registrado enfrentamientos', agregó el Presidente.

La guerrilla lanzó en la última semana la más violenta ofensiva en la historia reciente del país con ataques contra bases del Ejército, estaciones de policía y atentados contra la infraestructura petrolera y vial del país.

Y continuó con sus hostilidades pese a que el ministro de Defensa, Juan Carlos Esguerra, ordenó una contraofensiva para enfrentar a los rebeldes y las fuerzas militares y de policía fueron puestas en estado de máxima alerta.

Samper aseguró en declaraciones publicadas ayer por el diario El Tiempo que 'las Fuerzas Armadas están más preparadas para combatir que para responder emboscadas y actos terroristas, que tienen un alto grado de impredecibilidad'.

Asimismo, señaló que 'los recursos humanos (de las Fuerzas Armadas) son escasos para la magnitud del desafío' de la guerrilla, agregando que se necesitan mayores recursos financieros y legales para que las fuerzas militares cuenten con elementos que les permitan combatir eficazmente a los insurrectos.

En ese sentido, el Gobierno solicitó al Congreso que apruebe una emisión de bonos de adquisición obligatoria por parte de los ciudadanos de medianos y grandes recursos, con miras a recaudar en 1997 unos 440 millones de dólares para la compra de aviones, helicópteros y armas.

Diversos analistas estiman que los recursos financieros para los militares, que alcanzan al 17 por ciento del presupuesto nacional de 1996 de más de 22.000 millones de dólares, son suficientes pero no son administrados eficientemente.

Entretanto, la guerrilla continúa promoviendo 'paros armados', bloqueos de carreteras y marchas de campesinos en protesta contra los planes de destruir los cultivos de coca y amapola.

En el sur del país, donde están los mayores cultivos de coca y que es el epicentro de violentas movilizaciones de los campesinos, la situación continúa siendo delicada.

El gobernador del departamento del Putumayo, Jorge Fuerbringer, alertó sobre una inminente ocupación guerrillera de la capital, Mocoa.

La violencia no para

Al menos nueve guerrilleros izquierdistas y un militar murieron en nuevos enfrentamientos que se registraron en diferentes regiones de Colombia, informó el Ejército, según destacó Reuter.

En los combates y la escalada de la guerrilla en los últimos 10 días, considerada por el Gobierno como las más violenta en la historia reciente del país, han muerto más de 120 personas entre militares, policías, civiles y rebeldes.

Sin embargo, el mayor número de víctimas se han registrados entre las tropas del Ejército y de la policía.

Los combates de las últimas horas se registraron en los departamentos de Magdalena, Santander, Arauca y Antioquia.

En zona rural del municipio de Fortul, en el departamento de Arauca, el Ejército abatió a dos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y frustró un atentado dinamitero contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, el más importante del país.

En el combate que se registró en la zona murió un soldado.

De otra parte, tropas de la segunda división del Ejército frustraron la toma al municipio de Remedios, en el departamento de Antioquia y dieron de baja a dos rebeldes del ELN.

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), intentó asaltar el municipio de Puerto Parra, en el departamento de Santander y en un combate con el Ejército murieron dos rebeldes.

En zona rural del municipio de Pivijay, en el departamento del Magdalena, al norte del país, murieron dos rebeldes del ELN en un combate con militares.

En medio de los combates, la guerrilla mantuvo su ofensiva y el sábado dinamitó el oleoducto Transandino, en el sur de Colombia, provocando el derrame de 1.500 barriles de petróleo.

La Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), dijo que el atentado que se ejecutó en el kilómetro 130 del ducto, obligó a la suspensión del bombeo de crudo, el cual ayer se encontraba restablecido.

El oleoducto Transandino transporta a diario 60.000 barriles diarios desde los campos de producción de Ecuador y el sur de Colombia, hasta el puerto de Tumaco, en el océano Pacífico en donde se exporta.

El ataque se sumó al registrado el jueves contra el Caño Limón-Coveñas que provocó el derrame de 8.000 barriles de petróleo y una contaminación ecológica que se extendió hasta Venezuela.

Finalmente, la policía reportó que dos autobues de servicio intermunicipal, fueron incendiados por la guerrilla en el departamento del Magdalena, en la continuidad de ataques contra los transportadores y que provocaron un paro de transporte en varias zonas de Colombia.

De nuevo a la mesa con cocaleros

BOGOTA.- Las negociaciones del conflicto cocalero en el departamento del Caquetá, cuya suspensión dio lugar a nuevos choques que ayer dejaron unos 30 soldados heridos y varios colonos detenidos, fueron retomadas en Bogotá con la participación del ministro del Interior, Horacio Serpa.

La gobernadora de ese departamento, Amparo Ossa, fue convocada a esta nueva ronda de diálogo, en la que también intervienen varios jefes políticos locales y líderes de los cocaleros, informó Reuter.

Las partes fueron llamadas por disposición del presidente Ernesto Samper después de que la delegación oficial que negociaba en la ciudad de Florencia abandonara la mesa de conversaciones.

Una supuesta actitud dilatoria por parte de los representantes de los cocaleros llevó a los negociadores del Gobierno a regresar a Bogotá, tras dos semanas de intensas gestiones.

La retirada desencadenó nuevos enfrentamientos entre el Ejército y los campesinos que se han concentrado en Morelia, localidad a unos 20 kilómetros al norte de Florencia y que, según las autoridades, está ocupada por cerca de 20.000 colonos.

Los incidentes comenzaron el domingo y se acentuaron ayer, según portavoces militares de la región.

Nuevos intentos de los labriegos de avanzar hacia Florencia por un puente sobre el río Bodequero, localizado a las afueras de Morelia y que el Ejército tiene bloqueado, precipitaron las refriegas.

La posibilidad de alcanzar un acuerdo en el Caquetá quedó en suspenso cuando a las partes sólo les faltaba llegar a consensos sobre el nombramiento de maestros, el mejoramiento de vías y el coste de la desmovilización de los cerca de 40.000 cocaleros de ese departamento que abandonaron sus parcelas.




 

[an error occurred while processing this directive]
Imprimir con   |   
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004